La Policía Local constata el derrame contaminante desde una explotación cercana a una granja de cerdos donde detectó hechos similares en enero

Un vertido de purines procedente de un establo de vacas anegó ayer unos terrenos agrícolas y alcanzó el Camino del Sifón, a la altura de El Bohío. El derrame fue detectado por agentes de la Policía Local, que avisaron la unidad de Calidad de Vida y Medio Ambiente de este cuerpo. Este, a su vez, informó a Disciplina Ambiental del Ayuntamiento.

Según informaron fuentes municipales a LA VERDAD, este último departamento recibió «a las 13 horas un aviso de la Policía Local sobre un vertido de aguas pluviales cargado de residuos ganaderos, procedente de un vaquería próxima a la carretera del Camino Sifón». Tras esta alerta, que tuvo lugar en medio de las abundantes lluvias del lunes, se desplazaron al lugar funcionarios de los Servicios Técnicos de Gestión Ambiental, quienes «comprobaron los hechos y levantaron la correspondiente acta».

«Una vez identificada la actividad, mañana [este jueves para el lector] los servicios técnicos se desplazarán de nuevo para proseguir las tareas de inspección de la actividad».

La vaquería está situada en la misma zona que una granja de cerdos respecto a la que la Policía Local abrió en enero un expediente sancionador por un vertido incontrolado de purines. Lo hizo previo aviso de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS). Posteriormente, el Consistorio informó al organismo de cuenca y a la Consejería de Medio Ambiente.

Fuente: la verdad.es