En España existen principalmente dos tipos de batidores.

BATIDOR ARTÍCULADO

De pequeño tamaño. Se puede accionar con un tractor de incluso 60-70 hp. Lleva una pequeña hélice circular en la punta y una articulación central para, mediante un cilindro hidráulico y una transmisión cardánica, poder mover el punto de aplicación del mismo. Este tipo de batidor es muy útil en fosas de purín cubiertas ya que al tener ventanas o butrones de acceso de espacio limitado, su articulación permite que entren en sitios de complicado acceso. Suelen sufrir bastante desgaste en las transmisiones cardánicas al trabajar en ángulos pronunciados. Una buena solución para granjas (y sobre todo balsas) de pequeño tamaño, con varios puntos de acceso a la fosa para poder batir.

BATIDOR RÍGIDO

Batidor rígido, de mayor tamaño, hasta unos 7-8 mts. Es rígido, no existiendo articulación en mitad del mismo. Para bajar hasta las fosas, “pivota” sobre los brazos del propio tractor y sube y baja, normalmente, mediante un cilindro hidráulico. Al no tener articulación central, puede transmitir mucha más energía a la hélice colocada en la punta, lo que permite colocar hélices más “agresivas” que muevan mayor volumen de purín. Suele tener mucho menos desgaste y mantenimiento que el anterior pero, tiene la desventaja de sólo poder trabajar en fosas abiertas y con espacio, ya que no puede “acceder” como el articulado por ventanas y butrones. Recomendado para explotaciones medias y cuando la fosa tenga uno de sus lados de más de 10 mts.

BATIDOR HIDRÁULICO

De nueva incorporación al mercado nacional, aunque ya llevan bastantes años utilizá

ndose en Europa. De concepto sencillo, en lugar de mover cantidades importantes de purín mediante una hélice, se instala en la punta una turbina hidráulica (especialmente diseñada para el purín y su heterogénea composición, con palos, sólidos, etc que aspi

ra el purín, y dotándolo de energía, lo lanza mediante un cañón hidráulico otra vez a la propia fosa, aspirando de un lado y lanzándolo a otro, p

ara hacer que sea el propio purín el que vaya, removiendo y horadando la composición heterogénea hasta llegar a una composición homogénea. Al utilizar un cañón que se mueve desde el exterior con cilindros hidráulicos desde una sola posición, se puede ir moviendo el punto de “caída” del purín en la fosa y así batir desde uno o poco puntos una gran fosa. Es la mejor solución para fosas grandes, con laterales de más de 15-20 mts que es difícil batir incluso con los rígidos de mayor tamaño. Además, algunos modelos vienen preparados para median

te una tubería auxiliar, derivar el caudal del cañón al exterior, permitiendo cargar la cisterna directamente sin utilizar el depresor de la misma, ahorrando tiempo y evitando el costoso mantenimiento del depresor.